El efecto de un liderazgo energizante

Kim Cameron asegura que, con estas prácticas, el desempeño financiero aumenta en las empresas.

Cuando interactúas con el líder de tu organización, ¿qué pasa con tu energía; te recargas, te agotas, esa energía se drena o se pone en peligro?

Kim Cameron, cofundador del Centro de Organizaciones Positivas de la Universidad de Michigan, ha dedicado los últimos 10 años de su trabajo a investigar cuál es el componente más importante acerca de los líderes para predecir el éxito de una organización.

Y ha concluido que es el liderazgo de energía positiva y lo explica durante su masterclass en la novena edición de Wellbeing 360.

Líderes energizantes

“Los líderes son en absoluto el único factor importante a la hora contabilizar el éxito de las organizaciones”, dice.

¿Cómo identificamos a los líderes de una organización?, la forma tradicional dicta que es la persona que se encuentra en la cúspide de un organigrama, otra forma de saberlo es quién concentra toda la información. 

La alternativa que propone Kim Cameron es la energía, si vemos a la organización como una red de energía, ¿quién energiza a quién?, ¿quién está energizado por quién?.

Pero no se trata de energía física, emocional o mental –porque estas disminuyen conforme se usan– Cameron se refiere al único tipo de energía que se eleva con el uso: la energía relacional. 

“Es el tipo de energía que se intercambia entre los individuos y sus interacciones. La forma en que mide es simplemente respondiendo a la pregunta: Cuando interactuó con esta persona, ¿qué pasa con mi energía?

De este modo, no hay un solo líder, sino que puede haber muchos en diferentes puestos del organigrama. Y entre más mejor.

liderazgo energizante

Beneficios de un energizante positivo

Si la persona da energía positivamente a los demás tiene un rendimiento más alto y una productividad mayor a los demás, de acuerdo a los resultados de la investigación de Cameron. 

“El hallazgo más importante en la investigación es que los energizantes positivos no solo tienen un rendimiento más alto, sino que su posición en la red de energía positiva es cuatro veces más importante en la predicción del rendimiento que su posición en la red de influencia o en la red de información”, dice.

Además, todos los que conviven con un energizante positivo, son afectados y su rendimiento incrementa.

Las organizaciones de mayor rendimiento tienen al menos tres veces más energizantes positivos que las organizaciones normales”, explica el investigador del Centro de Organizaciones Positivas.

El Centro de Organizaciones Positivas de Kim Cameron analizó 40 organizaciones financieras, les dieron instrucciones de qué implementar y observaron el tiempo de su desempeño durante dos años.

“El desempeño financiero que tuvieron las empresas que implementaron liderazgo energizante fue de cuatro a cinco veces mayor que la media de la industria”, describe.

Además, Cameron encabezó otro estudio con 30 hospitales con la misma dinámica, pero estos mejoraron casi 10 veces más que la media del sector.