Cómo mejorar la motivación laboral: 5 claves con resultados positivos

Lograr que una organización destaque en los sectores en los que compite en un entorno de alta incertidumbre exige que cada empresa tenga la capacidad de atraer talento y pueda generar un clima laboral positivo con profesionales altamente comprometidos. Por ello, es clave la motivación laboral.

Por eso cabe preguntarse cómo mejorar la motivación laboral en estos tiempos, ya que la motivación laboral de los profesionales es una de las claves para mejorar el rendimiento y generar clientes satisfechos en todo tipo de negocios.

Las empresas están teniendo enormes dificultades para atraer y seducir a profesionales, especialmente a los más jóvenes, de manera que el relevo generacional sigue siendo una asignatura pendiente.

Un trabajador satisfecho puede elegir voluntariamente acercarse y comprometerse con una organización si la tarea-responsabilidad que ejerce en la organización está alineada a sus pasiones, valores y necesidades en un trabajo en el que recibe una compensación y reconocimiento justos.

5 claves para el éxito

Según un informe de la consultora de RR. HH. Hays, más del 40 % de los trabajadores en España no se siente motivado. Es la crisis de la motivación y del compromiso en el ámbito laboral. Veamos cómo mejorar la motivación laboral y aumentar el compromiso con la empresa.

1. Trabajo con sentido

Si algo desmotiva es hacer un trabajo en el que nos aburrimos, en el que no podemos desplegar nuestras habilidades, no aprendemos o no está alineado a nuestros valores personales.

Las personas quieren contribuir a hacer algo valioso, marcar una diferencia, cumplir una misión importante y motivadora. Los trabajos que se ajustan a nuestras preferencias, capacidades y necesidades nos motivan más, especialmente si hay un propósito elevado.

2. Liderazgo positivo

La falta de organización y los objetivos poco claros junto con jefes jerárquicos y controladores forman parte de los factores más desmotivantes en el trabajo. Nos gusta sentirnos escuchados, ser tratados como personas únicas. Deseamos líderes que empaticen con nosotros pero sin llegar a paternalismos que adocenan.

Nos gusta trabajar con compañeros competentes y líderes honestos en un contexto con participación y transparencia en el que podamos formar parte de equipos de alto rendimiento.

Un liderazgo positivo define un marco organizativo con misiones ilusionantes, metas y objetivos claros, con participación en la estrategia y en la gestión.

Los líderes positivos son capaces de generar un clima positivo, crear relaciones basadas en la confianza, dar feedback positivo, reconocer los logros y generar un sentido de misión en el que merece la pena comprometerse. Cuando los líderes de las organizaciones promueven estas conductas positivas a través de técnicas de motivación, la confianza, el compromiso, la productividad, la innovación, la satisfacción del cliente y la rentabilidad es significativamente más alta que en otras organizaciones.

3. Salud y bienestar emocional

El estrés mental, emocional, social y físico es un factor de desmotivación laboral. La desmotivación es especialmente contagiosa en estas situaciones. Resultan inaceptables trabajos que nos enferman o nos generan malestar emocional. Todos conocemos hoy la correlación entre las emociones y la salud.

Algunas empresas tienen programas de bienestar o felicidad. Invierten tiempo y recursos en entrenar y capacitar a sus profesionales para su propio bienestar y el de todos. No es una capacitación centrada únicamente en conocimientos sino también en actitudes, comunicaciones y relaciones.

Pueden introducirse criterios emocionales de selección de profesionales como el optimismo y la resiliencia, pero además se debe lograr que los profesionales y sus líderes tengan medios para conocerse a sí mismos y sean formados en las habilidades emocionales para saber ponerse en su mejor versión.

4. Realización y autonomía responsable

Un mal ambiente laboral con exceso de microcontrol y desconfianza suele resultar muy desmotivador. La falta de traslado de los planes a la acción junto con la búsqueda de culpables y la obediencia rígida espanta a las personas con talento.

La motivación de logro nos lleva a desear que las ideas se lleven a cabo, que haya actividades de mejora, hábito de innovación y que se cumplan los compromisos adquiridos.

A muchos profesionales les motiva que les deleguen tareas, pero otros prefieren disponer de la libertad para tomar decisiones por si mismos en vez de obedecer ciegamente. Cuando un profesional competente tiene autonomía se siente digno de la confianza y tiende a implicarse profundamente.

5. Condiciones laborales y conciliación

Podemos desmotivar a las personas pagándoles mal, siendo injustos o estropeando su vida personal y familiar. Prefieren beneficios sociales como los seguros de vida, servicios médicos y servicios sociales… Beneficios que en otras épocas no existían, pero que cada vez son más demandados por los trabajadores para mejorar su calidad de vida.

Los profesionales de hoy desean condiciones laborales justas, salarios dignos, equidad en el desarrollo profesional, entornos de trabajo estimulantes, trabajos en los que puedan aprender, que les permita tanto progresar como compaginar su vida personal y su vida profesional, sin sacrificar una por la otra. Los profesionales de hoy necesitan tanto la realización profesional como la satisfacción personal y familiar.

Ahora, ¿sabrías cómo mejorar la motivación laboral? Recuerda que el bienestar personal y la libertad de los profesionales en un entorno saludable de confianza es el éxito de la productividad, la satisfacción de los clientes y la clave secreta del éxito en los negocios.