Cómo crear un buen plan de capacitación laboral

La capacitación laboral es clave para mejorar la motivación de la plantilla, retener el talento interno y apostar por los planes de carrera.

Las dinámicas laborales y las necesidades de los mercados se encuentran en constante evolución. Una forma de mantener a los equipos de trabajo al día para responder a los cambios es la capacitación laboral, un plan que debe ser estructurado por la empresa en base también a los intereses de sus empleados, su potencial y el enfoque de la organización.

¿Qué es la capacitación laboral?

La capacitación laboral es un método aplicado por las empresas para que su personal adquiera nuevos conocimientos profesionales, dentro del área en la que se desempeña normalmente o en otras porque se considera que cuenta con las herramientas para asumirlas.

Por lo general, la capacitación laboral se produce ante un ascenso o incorporación. La empresa valora al empleado y le facilita la adaptación a través de la capacitación personal con base en sus nuevas funciones para que pueda ofrecer mejores resultados a partir de las metas planteadas dentro de la empresa. 

Sin embargo, el ascenso o la incorporación no deben ser las únicas circunstancias en las que la capacitación laboral es necesaria. Lo ideal es que las empresas desarrollen este método de forma continúa, ya que la constante formación de su personal deriva en resultados positivos tanto para el grupo de trabajo como para la organización.

Tipos de capacitación laboral o conocimientos

La capacitación laboral es una de las prácticas clave dentro de la filosofía de cada organización. Su desarrollo favorece la adaptación de los trabajadores a la vez que cultiva los valores y enfoque de la empresa dentro del grupo de trabajo. Hay distintos tipos de capacitaciones personales.

Capacitación laboral de conocimiento operativo

Esta capacitación laboral se basa en habilidades, métodos de trabajo y herramientas orientados a fomentar el desarrollo del empleado, para contribuir a su crecimiento con el objetivo de mejorar su productividad a través de tareas conocidas o nuevas funciones dentro de la organización.

Conocimiento proactivo

Este tipo de capacitación personal se basa en las fortalezas personales del empleado. A partir de ellas, se fomenta su desarrollo a través de distintos métodos. De esa manera, al trabajador se le brindan herramientas para anticipar escenarios, incrementar la competitividad dentro de la organización y aportar perspectiva e innovación al grupo de trabajo.

Capacitación laboral en conocimientos básicos

Esta capacitación de personal se centra en la inducción y capacitación básicas para desempeñar tareas sin que esto implique un cambio en la estructura de la organización. Se basa en reproductibilidad, información y formación de acuerdo con el puesto de trabajo.

Conocimientos clave

Los conocimientos clave son aquellos que aportan un factor diferenciador dentro la organización. Este tipo de capacitación laboral debe ser prioritaria dentro de la empresa, ya que le permite diferenciarse dentro de un mercado laboral cada vez más competitivo.

Por qué es importante cuidar la capacitación laboral

La capacitación laboral permite que la empresa mantenga actualizado y preparado a su principal activo, el talento de sus profesionales. A través de programas de actualización, cursos y mediante la aplicación de otros métodos, la compañía evita que su cuerpo de empleados o profesionales en roles clave se desfase en relación con otros competidores.

Esta dinámica propicia que la empresa se mantenga al día en cuanto a tendencias, métodos de trabajos, programas y servicios, dependiendo de su perfil. A su vez, los empleados suelen valorar de buena manera ser parte de una empresa que se preocupa y ocupa por su formación, por querer que sigan evolucionando como profesionales.

Eso deriva en profesionales comprometidos y con sentido de pertenencia. Para ello, es necesario que la empresa establezcas planes de formación enfocados en los perfiles profesionales que maneje para los empleados puedan seguir creciendo a través de la capacitación laboral.

El primer paso de la capacitación laboral: identificar las necesidades de formación

La capacitación laboral parte del conocimiento de las fortalezas y debilidades de la organización. De esa forma, Recursos Humanos es consciente de cuáles son las áreas en las que debe centrar sus esfuerzos para alcanzar mejorías o evaluar constantemente para reconocer si es necesaria alguna capacitación laboral.

Se trata de evitar que la empresa se desfase en cuanto a conocimiento, dinámicas de trabajos y productividad. Y se logra con la evaluación del trabajador.

Tipos de formaciones para un plan de capacitación laboral

A través de la capacitación laboral, los empleados pueden incorporar habilidades y conocimientos vinculados con sus funciones dentro de la empresa o con nuevos roles para los cuales es necesario que experimenten alguna clase de capacitaciones. Estas se dividen en tres grupos.

Habilidades blandas y oficios

Esta capacitación laboral está orientada en mejorar aspectos técnicos de un oficio o actividad, a través de cursos y capacitaciones. Esta capacitación del personal se adapta según los intereses, el enfoque, las necesidades de la empresa y el perfil del empleado.

Nivel de estudios

La formación teórica, aplicada a oficios u otras dinámicas, junto con distintos programas de nivelación de estudios y carreras profesionales; factores que contribuyen al crecimiento del equipo de trabajo.

Idiomas y postgrados

Los idiomas permiten establecer puentes con otras culturas y formas de trabajo. Al estar en contacto con ellas, el empleado puede adaptarlas de acuerdo con los intereses de la empresa. Ocurre lo mismo con los postgrados. Ambos métodos de capacitación laboral contribuyen al crecimiento del personal y al enriquecimiento de la empresa a través de su formación.